Mole poblano

Aprende a preparar un exquisito mole poblano

Pedro Abad

Aquí te decimos cómo hacerlo:

 

Si hay un platillo muy mexicano que ha sobrevivido a través de los años, es sin duda el del mole. Y es que su origen viene desde los tiempos prehispánicos con los aztecas, aunque después se perfeccionó con la introducción del chocolate a la mezcla en un viejo convento en la región de Puebla, cuenta la leyenda. 

Tanto ha sido su popularidad y versatilidad que existen alrededor de 50 tipos diferentes de mole poblano en nuestro país. Lo mejor de este platillo es que por cada región del país, la forma de prepararla es distinta, lo que lo hace un manjar mexicano digno de replicar en casa.

Ahora que conocemos un poco de su historia y tradición, ¿quieres saber qué necesitas? 

 

Ingredientes

  • 8 chiles anchos Don Zabor 
  • 8 chiles mulatos Don Zabor
  • 8 chiles pasilla Don Zabor 
  • 2 chiles chipotles Don Zabor
  • 1/2 cebolla
  • ½ cucharada de pimienta molida
  • 4 dientes de ajo
  • 1 jitomate
  • 1 estrella de anís
  • 1 rajita de canela Don Zabor
  • ⅓ de taza de uva pasa Don Zabor
  • 50 gr de almendras Don Zabor
  • 100 gr de cacahuate Don Zabor
  • ½ taza de ajonjolí
  • 1 cucharada de clavo molido
  • 1 plátano macho
  • 1 bolillo cortado en pedazos 
  • 2 tortillas 
  • 1 tableta de chocolate de mesa
  • 2 cucharadas soperas de manteca de cerdo
  • Piezas de pollo al gusto
  • Caldo de pollo
  • Sal al gusto
  • 1 cucharada de piloncillo Don Zabor

¡A preparar!

¿Ya tienes todos los ingredientes? Ahora vamos con los pasos a seguir:

  1. Empezamos con los chiles anchos, mulatos y pasilla Don Zabor, estos deben estar ya sin venas, limpios y sin semillas, deberás freírlos en un sartén con manteca, cuidando que no se quemen. Pon aparte a cocer el jitomate en agua y déjalo sin piel.
  1. Al mismo tiempo puedes poner a cocer las piezas de pollo en una cacerola con agua, cebolla, un diente de ajo y sal. Guarda el caldo, ya que nos servirá más adelante.
  2. Ahora deberás freír los demás ingredientes por separado igual con manteca, empezando por el cacahuate, ajonjolí, almendras, 3 ajos, después la cebolla, el anís, la canela y las pasas juntos. Pon las almendras por separado.
  1. Continúa ahora friendo las tortillas y el pan. Y tuesta el ajonjolí hasta que se vea dorado.
  1. Usa dos tazas de caldo de pollo en un sartén hondo, pon a la tableta de chocolate de mesa con la cucharada de clavo molido y ½ cucharada de pimienta molida, mueve hasta que se disuelva el chocolate.
  1. Ahora, junta todo en la licuadora y poco a poco muele, hazlo por partes si no cabe en el vaso. Agrega también el caldo de pollo para ayudar a licuar y quitar lo espeso.
  1. En una olla grande, pon manteca y fríe la mezcla. En este momento es cuando puedes revisar si falta sal, es necesario endulzarlo con piloncillo o necesitas mejorar la consistencia.
  1. Esta parte final es cuestión de gusto, puedes poner a cocer las piezas un rato en el mole o servir directo sobre un plato las piezas de pollo ya cocidas y cubrir generosamente con el mole. Acompáñalo con arroz rojo y ponle un toque final con ajonjolí. Si te salió una cantidad considerable, guarda una parte, déjala enfriar y congelar para después.

¿Qué te parece esta receta? En varias versiones de este mole los ingredientes van cambiando, algunos usan pepita de calabaza pelada, semillas de cilantro o hasta más chiles, algunos con la intención de hacerlo más picoso, más dulce o para quitarle lo ácido, como toda la comida, ¡al gusto!. 

Sin duda es uno de los platillos que no puede faltar en la mesa de los mexicanos cuando festejamos algo importante o para variar las recetas de la semana. Sigue al pendiente de nuestras deliciosas recetas que subiremos y recuerda que los productos Don Zabor son de la más alta calidad e inocuidad para que tus platillos siempre sean la sensación.